TESTIMONIO DE MADRE MARY CARMEN

DSCN1479.JPG - 815.18 kb
Profesión Solemne de Mary Carmen Sanjuan Arantegui
2 febrero, 2014
Politica de Cookies
19 febrero, 2014
Show all

TESTIMONIO DE MADRE MARY CARMEN

 

Sin duda ninguna el domingo 26 de enero de 2014 ha sido el día más importante de mi ya larga y experimentada vida.


 Y lo vais a comprender muy bien: tengo 76 años, soy viuda; tuvimos seis hijos de los cuales me siento muy orgullosa y que me han dado, hasta ahora, diecisiete nietos preciosos. Se entiende lo de la vida “larga y experimentada” ¿verdad?

 En ella ha habido muchos acontecimientos felices, pero ninguno tan importante y pletórico como el acontecido el día 26 de enero. Yo había ingresado en el Monasterio Cisterciense de Las Huelgas en julio del 2008 y después de unos años de formación llegó el momento de mi Profesión Solemne. En esa fecha de enero celebramos la fundación de la Orden del Císter por San Roberto, San Alberico y San Esteban, y esa fue la elegida para implorar del Señor, nuestro Dios, la gracia de su consagración que me hace total y únicamente suya para el resto de mi vida.

 Estamos diciendo nada menos  que: “el propio Dios me consagra y me hace suya” ¿Puede haber algo más verdaderamente importante en la vida de cualquier persona? Lo que pasa es que a veces parece que hemos perdido la capacidad de asombro. Yo creo que es por falta de profundización.

 Este acontecimiento es importante no sólo para la Orden, sino para toda la Iglesia y así lo vivieron mis hijos y los amigos que vinieron a compartirlo con nosotras en una preciosa ceremonia presidida por el P. Abad del Monasterio de Cardeña.

 Ahora no queda únicamente un recuerdo bonito. Ahora hay que hacerlo vida minuto a minuto, día a día y en cualquier situación ¡Con el Señor todo es posible! Nosotros podemos amarle porque Él nos ama…

Gracias a todos y todas las que me habéis ayudado a llegar hasta aquí. Y sobre todo ¡GRACIAS, SEÑOR!

marycarmen3.jpg - 46.90 Kb      marycarmen2.jpg - 47.96 Kb